Se aborda la organización de las actividades humanas en el territorio atendiendo a las condiciones físicas, infraestructurales, sociales, económicas y político-administrativas de una región comarca o ciudad. La identificación de las acciones se soporta en un intenso proceso de participación pública dirigido tanto a conocer las necesidades y aspiraciones ciudadanas como a cotejar el grado de consenso y asimilación de las propuestas contenidas en el planeamiento.